Con el pasar del tiempo, la comprensión del comportamiento de los animales es cada vez más clara para el humano. De hecho, se ha comprobado que estos seres vivos cuentan con emociones que conectan con el hombre. Acá se muestra el caso de una pequeña ardilla que dejará sorprendido a más de uno.

Un hermoso acto desinteresado

Brantly Harrison junto a los miembros de su familia tuvo la oportunidad de salvar una pequeña ardilla. Este animalito tenía tan solo unas 4 semanas y estaba siendo acechado por un enorme búho.

La pequeña ardilla de pocas semanas de vida tenía heridas en su cuerpo. Por eso, la familia Harrison no dudó en tomarla a su cargo y curar sus lesiones. Además de cuidarla, la adoptaron y le nombraron Bella.

Ahora bien, poco tiempo después, cuando la ardilla estaba completamente recuperada fue liberada por sus amigos humanos. No obstante, nadie de esta familia esperaba la reacción de la ardilla.

Tras el acto heroico de esta familia, se creó un vínculo inquebrantable entre la ardilla y los Harrison. Años después, cuando ninguno de ellos creía que Bella aparecería de nuevo, Bella apareció.

Bella regresa a casa

Ahora Bella era una ardilla adulta, pero conservaba los recuerdos hacia esta familia generosa. A partir de entonces, la ardilla agradecida continúo regresando regularmente al jardín Harrison. Tanto que para esta familia no resultaban extrañas sus visitas. De hecho, consideraban a Bella como un miembro más de la familia.

Un día Bella tomó una actitud nueva. La ardilla golpeó insistentemente la ventana, como si quisiera transmitir un mensaje. Al ver esta extraña reacción en la ardilla, la familia se alarmó. Fue cuando se dieron cuenta que Bella estaba lesionada en una pata.

Inmediatamente comenzaron los cuidados para la recuperación de la ardilla. Pero más tarde la ardilla tuvo tres crías. Entonces, la familia Harrison comprendió que Bella quería hacerlos partícipes de sus nacimientos.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: