Camarera les paga el desayuno a dos hombres…días después ellos cambian su vida

0
123

El acto bueno de muchos afecta para bien a otros y es que esto está científicamente comprobado. Es más, se dice que hay más felicidad en dar que en recibir. Sumado a lo expuesto, muchos psicólogos han hecho pruebas en la que las personas generosas son más felices. Cabe destacar, que cuando alguien hace algo bueno por otros en público, los demás suelen imitarlo. Por lo tanto, se trata de un efecto cadena, y mejor es que se copie algo bueno y no malo.

El buen acto de una cocinera alegra a un par de hombres

Lo que se mencionó anteriormente a cerca del buen acto hacia los demás produce un efecto dominó es muy cierto. De hecho, eso fue lo que hizo cierta mesonera para con un par de hombres que llegaron a una tienda. Estos hombres eran un par de bomberos de Nueva Jersey, Estados Unidos. Estos individuos se llaman Tim Young y Paul Hullings y se detuvieron en una tienda llamada “Rt. 130 dinner”.

Ellos después de terminar una dura labor pidieron que les trajera un café bien recargado. Los atendió una camarera llamada Liz Woodward que trabaja en el lugar. Ella les llevó el café y escuchó su conversación sobre el porqué necesitaban un estimulante. Ellos estaban hablando sobre el trabajo que acababan de terminar, de pasar 12 horas apagando un incendio. Por lo tanto ¿Qué hizo ella?

Un acto de generosidad tuvo su recompensa

Ella al escuchar dicha conversación les envió una nota diciendo: “Gracias, el desayuno está a nombre de mi cuenta, se los estoy ofreciendo gratis; gracias por todo su trabajo duro a favor de la comunidad. Ustedes son personas fuertes ya que van a lugares donde la gente huye. Alimentados por las llamas y por el coraje dan un gran ejemplo. ¡Gracias por lo que hacen a diario! Descansen un poco. Liz”

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here