Cuando aprendes a quererte, ya no estas para cualquiera

0
283

Todas las personas afirman valorarse, quererse, respetarse y amarse, otras personas ni siquiera consideran cuestionarlo, pero en realidad son las acciones y las decisiones de cada quien las que terminan por reflejar el aprecio y valor que cada quien tiene en sí mismo.

Las relaciones indican el sistema de valoración

Las relaciones son el resultado de la muestra perfecta del sistema de valoración. Cada una de las personas con las que nos relacionamos o nos identificamos, por lo general tienen a comportarse como nosotros y hacer lo que nosotros mismos hacemos.

Puede que no estemos de acuerdo con eso, pero si nos encontramos en una relación en la cual nos sentimos maltratados, ignorados, y a pesar de todo conseguimos motivos para quedarnos con esa persona, es un claro resultado de que no tenemos valor en nosotros mismos y no tenemos prioridades ni establecemos los límites que se ponen en todas las relaciones.

Cuando aprendes a amarte es fácil saber elegir la persona correcta

Cuando logras amarte a ti mismo, no se te hace complicado retirarte de una relación donde no te den el valor que necesitas y por lo cual no te sientes lleno, de hecho, te vuelves experto en detectar situaciones de riesgo, que te expongan con facilidad a escenarios que poco a poco dañen tu integridad.

El hecho de no amarte a ti mismo, hace que dependas de los demás, no eres capaz de nutrirte tú mismo, y estas en la búsqueda de algo que no conoces, por lo cual nada te llena, por mucho que hagas, siempre te sentirás vacío. Sientes la necesidad de un complemento, y presientes que algo te falta. La respuesta es que no puedes pasar la vida en busca de algo que se encuentra dentro de ti, y tú piensas que esta por fuera.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here