“Cuando me muera quiero que mis cenizas sean esparcidas por la discoteca FABRIK”

0
159

Rodrigo Tocallo, de 35 años de edad y residente en Madrid, es un amante del Techno y de la discoteca madrileña Fabrik. Rodrigo lleva acudiendo a esta sala desde el día de su inauguración, allá por 2003, y desde entonces no ha faltado a ningún evento, asegura acumular a sus espaldas cientos de Code y Goa. Rodrigo es muy conocido por todos los empleados de Fabrik, quienes decidieron dejar de cobrarle la entrada hace algunos años. “Es casi un emblema de la discoteca, forma parte de nuestra imagen y viene gente de otros países a verle, es como el Spiderman de Bora-Bora, pero versión española”, afirma Hilario, uno de los camareros.

En total lleva más de 16 años en las pistas de baile y ha conocido personalmente a los mejores Dj internacionales, con quienes compartía rulo y camerino. Pero las eternas fiestas y los infinitos viajes al baño han hecho que el corazón de Rodrigo diga basta. Tras varias pruebas, los médicos han detectado algunos problemas cardiovasculares en el ventrículo izquierdo, por lo que han ordenado retirarse de la fiesta. Sin embargo esto no parece ser suficiente para Rodri, que asegura morirá en el barro, quemando zapatilla. “Fabrik es mi segunda casa, conozco mejor a los jefes que a mis propios padres, prácticamente nací aquí, y aquí moriré, antes muerto que un sábado en casa”

 Así que después de la mala noticia de los médicos, Rodrigo ha decidido pagar los 80 euros que cuesta realizar un testamento para pedir sus más allegados que esparzan sus cenizas por la discoteca que le ha visto crecer. Rodrigo aclara en el testamento que por favor, aprovechen el “Megatrón” para que las cenizas lleguen a todos los rincones y así su alma permanezca allí para siempre.Pero antes de apoquinar los 80 pavos, Rodrigo se puso en contacto con los dueños del local para ver si esta opción es posible, evidentemente estos no han dudado en darle el visto bueno y le han asegurado que si la discoteca sigue abierta el día que su corazón deje de latir, harán su deseo realidad. DE MADRID AL CIELO.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − 7 =