Es seguro que muchas madres coincidirán que el trabajo más difícil es el de criar a los hijos. Aunque algunos desmeriten las funciones de las amas de casa, un estudio reveló por qué hay que tenerles consideración.

Trabajar fuera  o dentro de casa ¿Cuál cansa más?

Un problema muy común de las relaciones de pareja deriva de los roles que se representan en la familia. La parte de la relación que trabaja fuera de casa, cuestiona el cansancio de quien se queda con los hijos. Algunos van al extremo de desmeritan las funciones del hogar, por considerarlas “simples”.

A partir de esta popular, pero no válida, forma de pensar, una universidad de Bélgica realizó un estudio. La Universidad Católica en Lovaina fue la sede de este estudio que comprobó que cuidar a los hijos cansaba más.

Dos mil padres fueron la muestra de este estudio y a los cuales se les impartió un cuestionario. De cada 10 entrevistados, uno afirmó que el cuidado de los hijos era extenuante. De hecho, destacaron que comprometía la salud, fuese física o emocional.

Lo más alarmante de los resultados fue el 13 % que padecía de cansancio extremo y sentimientos de inutilidad. Aunque la balanza se inclinaba por el sexo femenino.

Fatiga crónica por el cuidado de los hijos

El síndrome de fatiga crónica es un padecimiento más común de lo que se piensa. El cansancio parental forma parte de este síndrome. Este problema de salud se deriva de una sobrecarga de funciones en el hogar. Se presenta con mucha frecuencia en aquellas personas que afrontan la paternidad en soledad.

Aunque las causas de esta situación no están muy claras, pero se debe a una situación grave de estrés.  Fernando Porte, un representante de la Asociación de Psiquiatría de Brasil afirma algo muy interesante. Él dice que trabajar al límite puede causar un agotamiento de todo el sistema nervioso. En el caso de los cuidadores, esto también es patente.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: