Desalojan edificio en Madrid tras sufrir varias grietas causadas por el pedo de una anciana

0
87

31 vecinos del edificio Concorde, situado en el numero 102 de la avenida Antonio Machado de Madrid, han tenido que ser desalojados de sus viviendas después de que el bloque sufriera innumerables grietas la madrugada de ayer. Al parecer, provocadas por una ráfaga de flatulencias de una anciana octogenaria. Todos los afectados pasaron la noche en el hospital y en casas de familiares. Sólo se han constatado daños materiales, si bien 12 vecinos, dos de ellos menores, han tenido ser hospitalizados en el Vithas Xanit por inahalación de gases altamente tóxicos y casi mortales.

Según ha explicado la Policía Local de Benalmádena, los pedos comenzaron a las 2 de la madrugada y se prolongaron durante un tiempo estimado de 11 minutos. Provocando en el edificio unos daños prácticamente irreparables. La segunda planta fue la mas castigada, donde vive la culpable. De hecho, llegó a derribar varios tabiques de tres viviendas contiguas. “Pensé que íbamos a morir todos”, afirmó posteriormente la presidenta de la comunidad. Quien confesó que en ese fatal momento se estaba depilando el chichi y casi se hace sangre.

Una vez que se ha recibido el aviso, los bomberos del Ayuntamiento de Benalmádena, han acudido hasta el lugar de los hechos con un vehículo de intervención rápida (VIR). Algunos de los inquilinos de la segunda y tercera planta habían salido a los balcones para plantearse saltar, todas ellas víctimas del miedo tras sufrir 10 minutos de temblores similares a un terremoto de 7.3 grados en la escala Richter. Se mascó la tragedia.

Finalmente todos ellos pudieron salir por su propio pie. Una vez iniciado el día y 9 horas después del seísmo, un grupo de bomberos y dos arquitectos, han accedido al edificio equipados con mascaras anti gas. Una vez allí, se han pasado 4 horas valorando el alcance de los daños. Que por el momento sigue sin publicarse de manera oficial.

La señora responsable de este suceso, acabó declarando ante los agentes que poco antes de las dos de la mañana le entró muchísimo hambre. Por lo que echó mano al armario y se cocino 7 latas de Fabada caducadas desde 1996. Sus problemas de visión y ansia viva por engullir alubias le impidieron percatarse de este dato sin importancia. La señora ha preferido guardar el anonimato por miedo a represalias. Solo podemos decir que nació en Ceuta hace 89 años y que es hija de Don Gregorio y Maria Rosalía, fallecidos hace un montón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × dos =