Es normal que una persona que esté agotada no tenga casi tiempo para dedicarse a meditar y a examinarse. Además, tampoco recibe el mérito, el reconocimiento, los encomios de otros por su trabajo duro. Siempre los demás piensan que de esa persona se puede esperar todo el trabajo que haga y más. Perece que las personas de su alrededor pensaran que esta es más fuerte que los demás y que soporte todo.

Síntomas iniciales del agotamiento emocional

A continuación se mostrarán 7 síntomas iniciales que dan a entender que estás empezando a sufrir agotamiento emocional:

Cansancio físico

Empiezas a fatigarte frecuentemente, desde que te despiertas en las mañanas hasta la noche que te acuestas. Cabe señalar, que al despertarte te sientes muy agotado, como si hubieras trabajado todo el día.

Insomnio

Aunque puede sonar contradictorio, cuando alguien sufre de agotamiento emocional, se le dificulta dormir. Siempre tiene en su mente problemas dando vueltas y vueltas sin dejar de pensar en sus preocupaciones.

Irritabilidad

Cuando se sufre agotamiento emocional, todo te molesta, hay un mínimo ruido o resplandor te desagrada muchísimo. Siempre te ves de mal humor y nada te causa gracia.

Falta de motivación

Cuando empiezas a sentirte agotado emocionalmente comienzas a actuar mecánicamente. Es como si te estuvieran controlando con un control remoto, sientes que no actúas por tu propia iniciativa.

Distanciamiento afectivo

Las emociones empiezan a aplacarse, es como si vieras algo triste y no te hiciera sentir mal o algo parecido.

Olvidos frecuentes

Cuando te saturas de información empiezas a sentirte frustrado, sin saber qué pensar y hacer. Además, empiezas a olvidarte de cualquier cosa, incluyendo las cosas más importantes.

Dificultades para pensar

Empiezas a sentirte confundida por cualquier cosa que ves, lees y escuchas. Cada actividad, aunque sea lo más simple, exige un gran esfuerzo.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: