Muchas personas están necesitadas de un aliento de tipo espiritual. De hecho, algunos católicos esperan la visita del Sumo Pontífice, para ser bendecidos por este. Esto le pasó a una familia, después de que el Papa besará a su niña enferma.

Una penosa enfermedad

Xantugranuloma juvenil es la enfermedad que sufre la segunda hija de Joey y su esposa Kristen. Este es un desorden poco común en la sangre, que se acompaña de un tumor. Es tan raro, que las estadísticas arrojan que menos de 5 niños se descubren con esta enfermedad al año.

La bebita de esta pareja ha tenido al menos 8 cirugías en su corta vida, con tratamiento quimioterápicos incluidos. De hecho, la expectativa de vida de esta pequeña niña, según sus médicos, era muy baja.

Kristen y Joey, que son devotos católicos y deseaban conocer al papa Francisco. Durante la visita de este sacerdote a Filadelfia en el año 2015, estos acudieron a su encuentro. Fue cuando el Regente de la iglesia católica besó a su hija en su pequeña cabeza.

¿Un beso milagroso?

El impacto que tuvo ese momento en sus vidas fue algo que no esperaban. No solo se emocionaron por el dulce gesto del sacerdote. Más tarde tendrían una noticia que jamás se hubiesen esperado.

Tras ese encuentro, la familia regresó a su rutina. Seis semanas después del encuentro, las tomografías de Gianna arrojaron una verdadera sorpresa. ¡El tumor de la niña se había reducido!

Para los médicos también fue una sorpresa agradable esta revelación. Según todos los que conocen a Gianna, esto había sido un verdadero milagro celestial. La noticia de la recuperación de Gianna se dio a conocer a los medios. Su madre explica que tras el encuentro con el papa Francisco, la niña está más fuerte. Milagro o no, estos padres están muy felices.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: