El topless más animal de Sofía Suescun que arrasa en Internet

"Menudo cuerpazo tiene esta chica"

0
56

Tiene un coeficiente de 122, no bebe, no fuma y no toma drogas.Pero lo que más le gusta es ser famosa, y estar en boca de todos: tal vez por eso Sofía acaba de subir un topless de lo más sugerente y ha hecho un nuevo amigo. Detrás de este gesto sin embargo se esconde su verdadera ambición: ganar dinero como influencer, una meta que ya ha traspasado.

Más allá de su condición de ganadora, una semana después de que Sofía Suescun se alzara con la victoria en Supervivientes, esta joven de apenas 22 años se ha convertido en el nuevo tesoro de Paolo Vasile y en un nuevo personaje del corazón por sus amores y desamores. No tenía los 20 cuando fue descubierta en 2016, y poco después se llevaba el maletín de ganadora de Gran Hermano. Hoy se puede decir de ella que es la única persona que ha logrado la corona en ambos concursos, lo cual conlleva una fortuna que asciende a 600.000 euros, si sumamos los premios en metálico y su caché de 6.000 euros por día en la isla, su tiempo como tronista en Mujeres y hombres y viceversa, los bolos, etc.


Convertida ya en influencer, la navarra es capaz de ‘convencer’ a las mujeres de su edad y no de su edad de comprar todo lo que ella se pone. Atrevida, y seductora, Suescun es atractiva, telegénica y su vida sentimental se ha convertido en uno de los temas favoritos del público.

Tras caer rendida ante Suso y vivir un flirteo con Ricky, en Mujeres y hombres y viceversa comenzó una relación con Hugo, a quien dejó tras descubrir sus infidelidades. Y entonces llegó Alejandro Albalá.

A su vez, Albalá había saltado a la la fama gracias a su relación con Isa Pantoja (hija, no madre). El cántabro dejó de estudiar para ingeniero y se dedicó a las portadas de corazón. Sofía viajó a Honduras con pareja y allí se encaprichó de Logan. La diabólica dirección del programa decidió invitar a Albalá a la isla para rompiera con Sofía en directo. Después, su ex, Hugo entraba como concursante. Tras el concurso, parece que Sofía y Albalá se han dado una segunda oportunidad. ¿No es una verdadera telenovela?


Sofía cuenta además con un pasado terrible. Su padre era alcohólico, maltrababa a su madre, Maite Galdeano, ante los ojos de la niña y de su hermano, Cristian. “Me recogía borracho en el coche y el plan era ir a otro bar a seguir poniéndose más borracho”, contaba la navarra en en una entrevista.

“Le tenía muchísimo miedo. A mí no se me olvidan los palizones que le daba a mi madre”, contaba en Lecturas. La joven define como el día más feliz de su vida aquel en el que por fin consiguió permiso de un juez para no volver a ver a su padre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + tres =