Ella invita un indigente a compañía y comida: a la hora él le da a escondidas nota arrugada en su mano

0
150

Muchos de nosotros vemos al resto del mundo desde nuestro punto de vista, quizás basándonos de nuestra crianza.  Por esa razón, quizás algunos ven a otros de diferente forma. Por mencionar un caso, cuando vemos a alguien de distinta raza, hay quienes hacen diferencias por una razón tan básica. Otro ejemplo, es cuando vemos a algún indigente en la calle ¿Cómo reaccionamos? Observa cómo se comportó una mujer con un indigente.

El caso de Casey Fischer con un indigente

Un día Casey vió de lejos a un indigente que estaba recogiendo monedas para recolectar dinero. Cabe mencionar, que este dinero es el que se le había caído a otros transeúntes que pasaban por la calle. Después de un rato de observar esta escena él entró a un restaurante llamado “Dunkin Donuts”, donde ella estaba sentada.  Por lo tanto, Casey le invitó a sentarse con ella para comer.

Aunque el señor no muy amable, lo hizo de todos modos y es importante mencionar que él estaba muy impresionado. Después, ella le preguntó si quería comer con ella, aunque el todavía estando sorprendido decidió terminar de acomodarse en el asiento. Por consiguiente, el le cpntó que quería ser un hijo del que estaría orgulloso su madre. Cabe señalar, que ella había muerto de cáncer, y se quedaron hablando por una hora.

La nota final que le dejó el indigente a Casey

Después de pasar un rato agradable conociéndose y sentir compañía, Casey tuvo que irse. Él decidió escribirle en la servilleta que ella tenía sin usar una nota, que al ella leerla quedó muy impresionada. Este, se la dio disculpándose por su fea letra, por lo que ella se fue y mientras caminaba la abrió y decía: “Gracias, hoy quería suicidarme, pero gracias a ti no lo voy a hacer, Chris”.

 

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here