¿Se necesita tener mucho dinero para poder ayudar a otros? ¿Es estrictamente necesario gozar de bienes materiales para hacer regalos a otros? ¿Los ricos son los únicos que pueden ser generosos? La respuestas a estas preguntas es no. Solamente se necesita  tener un buen corazón para abundar en tiernas muestras de cariño y afecto para con los demás. Así como también con los animales.

Un indigente decide ayudar a los gatos callejeros

Un hombre dejó de pensar en sí mismo y decidió en brindar ayuda a los gatos indefensos de la calle. Pero ¿Cómo fue que corrió en su auxilio y de qué manera lo sigue haciendo? Esta es la historia de un hombre de Tailandia que vivía en las calles y era extremadamente pobre. Este noble hombre vende a diario limones para reunir dinero y comprarle la comida a un gatito. Después empezó a dar de comer a muchos.

Cabe señalar, que este hombre tailandés alimentaba a los gatos antes que a él mismo. Por lo tanto, es una persona con motivos buenos ya que le da mucha importancia cuidar a los animales. ¿Verdad que nos da una lección de generosidad a pesar de que él no tenga mucho o nada materialmente hablando?

El comienzo de este propósito noble

Todo empezó cuando una mujer llamada Waranuya vió a Loong, el hombre indigente, sentado en la calle con un cartel. Este cartel mencionaba cuál era su propósito de vender esas bolsas llenas de limones. Este mencionaba: “20 bath, moneda proveniente de Tailandia, por bolsa. Las ganancias serán invertidas en comida para gatos, para los que están en las calles.”

Esta mujer le compró una bolsa, y se dio cuenta que era verdad lo que decía en su pancarta. Sumado a lo expuesto, presenció que él mismo compró comida especial para gatos y se las dio a ellos.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: