La caprichosa y millonaria primera decisión de Begoña Gómez sobre La Moncloa

Begoña Gómez quiere cambios más "contundentes" y profundos

0
5842

Nunca antes en nuestra democracia se había producido una mudanza exprés del inquilino de La Moncloa.

En cuestión de horas, y gracias a la moción de censura, la familia Rajoy-Fernández han tenido que empaquetar sus pertenencias y dejar atrás su residencia que lo ha sido en los últimos 7 años.


Llamando, con premura, a la puerta estaba Pedro Sánchez y la omnipresente e influyente ya ‘primera dama’ Begoña Gómez. El personal de La Moncloa ha trabajado a destajo para preparar el cambio residencial. Toalla, sábanas, colchones… es un cambio que ‘la casa’ hace por defecto, pero en esta ocasión va a haber algo más…

Según fuentes del Palacio de La Moncloa consultadas por Periodista Digital, Begoña Gómez quiere cambios más “contundentes” y profundos.

La esposa de Pedro Sánchez habría quedado “horrorizada” con los muebles de la residencia privada del Palacio y habría ordenado un cambio integral del mobiliario, además del alguno particular que se pueda llevar desde su domicilio.

Los poco más de 200 metros cuadrados de su nuevo hogar (distribuido en 8 habitaciones, 9 baños y 3 vestidores) dan para algunos arreglos.

Es cierto que la estancia es ya antigua, pero no demasiado porque en el año 2006 el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reservó un partida de 500.000 euros en los Presupuestos Generales del Estado para renovar el mobiliario monclovita. Y lo hizo.

“Fue el único presidente de la democracia que hizo un cambio tan a fondo en la residencia oficial del presidente del Gobierno y ahora parece que lo emprenderá Pedro Sánchez “sin asignación presupuestaria pero sí se puede acometer dentro de la caja de ‘gastos corrientes’ porque hay dinero para ello”, explican a Periodista Digital fuentes de Mocloa.

Sillones, mesas, escritorios, cortinas… parece que Begoña Gómez quiero una lavada de imagen en el Palacio presidencial porque durante el tempo que pase en él no quiere que nada le recuerde a sus anteriores inquilinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cuatro =