Las diferentes entre el amor verdadero y el amor falso

Las películas románticas envían un mensaje distorsionado de lo que es verdaderamente el amor. Por eso, a menudo las relaciones de pareja terminan en fracasos; pues ante las adversidades se derrumban. Sin embargo, hay maneras de diferenciar al amor real de aquel que se basa en la gratificación de sí mismo.

Amor basado en el egoísmo

Reconocer que el amor es egoísta es bastante fácil, solo se requiere de perspicacia. Por ejemplo, el amor que es egoísta demanda más de lo que da. Al enfrentar alguna situación adversa, este amor se rinde con facilidad. Las personas que manifiestan este tipo de amor tienen en su historial reiterados fracasos románticos.

Una de las características más sobresalientes de este tipo de amor es que cierra las puertas de la autonomía. Entonces, exigirá devoción exclusiva y buscará las maneras de atar al otro de mil maneras. Ahora bien, en momentos de dificultad se marchará, pues no tolera el conflicto.

El amor que es verdadero

Contrario a lo que se piensa, el amor que es real no surge espontáneamente. Más bien, se basa en los momentos diarios y por el esfuerzo de ambas partes de la relación. Se fortalece ante las vicisitudes de la vida y sobrevive rejuvenecido.

Un amor verdadero confiere libertad a la otra persona, y es espontáneo. Además, acepta la individualidad del otro y ayuda a mejorar las cualidades que ya se poseen. Por otro lado, no exige igualdades que no existe, sino que busca ser apoyo del otro.

Cuando el amor es fiel y verdadero, las relaciones interpersonales son mucho más satisfactorias. De hecho, es la clave para la perdurabilidad de las mismas. Al momento de iniciar una relación de pareja hay que considerar con mucho cuidado todas las señales. Entonces, se podrá determinar si el mismo es verdadero, o producto de una utopía publicitada.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: