El autismo es considerado una enfermedad que se apodera del crecimiento cerebral de la persona que lo posee. Aunque para muchos es una maldición, para otros es una bendición ya que las personas que padecen esta “enfermedad” tienden a tener un coeficiente intelectual mucho más alto que una persona promedio.

Un niño con autismo crea la mejor réplica del Titanic

Un gran ejemplo de la gran capacidad que tiene una persona autista es este barco que fue construido en 11 meses, tan solo con 700 horas invertidas a lo largo de este tiempo. El intelecto detrás de este arte es Brynjar Karl.

Este pequeño joven es quien se ha dedicado a construir y diseñar este gran arte. Lo más sorprendente del caso es que el material de construcción utilizado son Legos.  Estas pequeñas piezas se encargan de encajar una detrás de otra, para así formas una majestuosa figura.

Diagnóstico de su enfermedad

El gran artista Karl, fue diagnosticado con autismo desde la edad de 5 años. Para sus padres este hecho no es un tema de vergüenza, ya que Karl siempre ha sido un niño resaltante en cualquier actividad que le pongan. Es por ello que al principio del este texto se menciona que para muchos el autismo puede ser una bendición.

Karl tan solo con 15 años de edad fue capaz de recrear una réplica exacta del Titanic. Para ello utilizo 56.000 piezas de lego y se basó en una muestra 3D que encontró por internet. Cabe mencionar que la réplica cuenta con cada detalle, tal como puertas, ventanas, chimeneas, cables eléctricos y más.

Los padres de Karl mencionan que él siempre ha sido un chico muy resaltante en todas las actividades que lo ponen a hacer. – Aunque tarda en hacer sus actividades, lo hacen muy bien, excelente – .

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: