Las bodas deberían ser momentos de felicidad que simbolicen el verdadero amor de una pareja. Liz y Scott son dos personas que decidieron planear juntos todos los detalles del día más importante de sus vidas. Sin embargo, la novia tenía una sorpresa inimaginable para el novio. Al descubrir esa sorpresa, el novio dejó fluir las lágrimas.

Scott y Liz Shoesmith: Una romántica pareja

Scott y Liz son una pareja que vive en Australia, específicamente hablando residen en Caringbah. Esta pareja se caracteriza por su romanticismo y su amor. La comunicación entre Lis y Scott se produce mediante el lenguaje de señas o de signos. Eso se debe a que Scott presenta sordera. A pesar de ello, la comunicación nunca ha sido un impedimento para esta pareja.

De hecho, tanto Liz como Scott se esforzaron al máximo por preparar su boda de la mejor manera posible. La pareja se encargó de supervisar cada detalle para que ese día fuera memorable. Sin embargo, la novia planeó una sorpresa impensable para su pareja y la llevó a cabo ese mismo día de la boda.

La sorpresa de Liz para Scott el día de su boda

Al planear la boda, Liz fue una novia que disfrutó la planificación al involucrar a su novio, Scott. Sin embargo, Liz Shoesmíth se aseguró de que su novio no descubriera lo que ella tenía organizado para ese día.

Al momento de caminar al altar, Liz se detuvo y comenzó a interpretar en lenguaje de señas “A thousand years”, una canción. Los gestos de la novia reflejaban dulzura y demostraban que había estado meses ensayando. Scott se puso a llorar y disfrutó de ese momento tan especial.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: