Los embarazos son momentos alegres pero pueden traer consigo complicaciones. Eso fue lo que ocurrió con el embarazo de Sara Heller, una mujer con un inmenso amor hacia su bebé. Las complicaciones no detuvieron a Chris y a Sara, por eso ellos ahora tienen una hermosa familia. La historia de Brody, un bebé “deforme”, conmueve al mundo y por eso vale la pena conocerla.

Las complicaciones del embarazo

El embarazo es considerado por muchas personas como uno de los momentos más bonitos y emocionantes de la vida. En esa etapa es común que los padres del bebé se hallen ansiosos por conocerlos y tenerlos en sus brazos. Sin embargo, las mujeres embarazadas corren riesgos de afrontar complicaciones.

Esas complicaciones le restan alegría y emoción a todo el proceso. Una pareja, compuesta por Chris y Sara, afrontó una difícil situación al enterarse de que su bebé sería deforme. El doctor les dijo que el bebé tenía paladar hendido y labio leporino. Además, el profesional les preguntó si deseaban abortar al bebé.

Brody: Un pequeño luchador

La pareja de Chris y Sara decidió tener al bebé a pesar de todo. Además, estos amorosos padres tomaron la decisión de compartir la historia de Brody, el bebé. De esa forma, es posible sensibilizar y concientizar al mundo sobre las deformaciones que pueden presentar los recién nacidos.

La mamá de Brody no olvida como un desconocido los ayudó después del nacimiento del bebé. Cuando estaba en un restaurante, Sara recibió un sobre en el que había una nota y un cheque. El cheque por mil dólares otorgado por el desconocido fue usado para la reconstrucción del rostro de Brody. Además, el pequeño pudo recibir excelente tratamiento médico.

Por esas razones, el pequeño Brody ha logrado recuperarse como todo un luchador.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: