Se queda dormido en Fabrik y lo rescatan el fin de semana siguiente

0
171

Carlos Paniagua de 21 años de edad, ha sido rescatado el sábado por la tarde de una muerte segura cuando se encontraba en el interior de la discoteca madrileña Fabrik con serios síntomas de deshidratación y desnutrición. Según informan algunos empleados de la sala, el muchacho se encontraba en los camerinos aturdido y asustado, abrigado malamente con todo tipo de prendas que los go-gos utilizan en sus eventos.

Los empleados que abrieron la puerta de la discoteca se dieron cuenta de que algo estaba raro pasando, ya que se veía toda la pista llena de cascaras de naranjas y limones rumiados. En primera instancia los trabajadores y varios miembros del equipo de sonido se encararon con Carlos nada más verle de esa ridícula guisa pensando que era un perturbado que había entrado a robar indumentarias transformistas. Pero cuando vieron la cara llena de granos y escucharon la voz de panoli del adolescente, se dieron cuenta de que la situación era diferente.

Carlos se dirigió semi desnudo y con las manos en alto hacia los empleados pidiendo auxilio y atención medica. “No sabíamos si era una victima, si un hombre perdido o un enfermo mental”, declaró uno de los trabajadores

El chaval explicó a sus rescatadores que se quedó dormido en la fiesta del sábado anterior fruto de las sustancias que había ingerido. Los sorprendente es que a pesar de tener un gran equipo de seguridad que “barre” a las personas a la hora del cierre y de que el equipo de limpieza deja la sala impoluta cada domingo, ninguno fue capaz de encontrar a Carlos, que se encontraba dormido profundamente, abrazado a un extintor debajo de la cabina del Dj. “Me desperté el miércoles, el móvil no tenía cobertura y las puertas estaban cerradas a cal y canto, lo he pasado muy mal pero la fiesta estuvo de puta madre”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + 15 =