La frase clásica de que el cliente siempre lleva la razón en una discusión, no es del todo cierta. De hecho, este hecho que se ha viralizado deja claro que todo tiene un límite. Incluso cuando entra en juego la relación vendedor – cliente.

Relación vendedor – cliente

Brindar calidad de atención en cualquier establecimiento puede suponer un éxito para el negocio. Sin embargo, algunos clientes que saben que desembolsarán dinero en algún establecimiento llevan al límite su posición. Por eso, tienden a mostrar una actitud déspota con el personal que les sirve. Esto sin medir las consecuencias de sus actos.

A dos mujeres en un restaurante de Ucrania se les pasó por alto que sus actos podrían acarrear un escarmiento. El resultado fue una buena lección que les quedará para el futuro.

Una actitud irrespetuosa se vuelve viral

Estas mujeres mostraron durante su estadía en el restaurante una actitud irrespetuosa. Aún cuando los meseros se esforzaban por brindarles el mejor trato posible. No obstante, las groserías y arrogancias por parte de estas mujeres continuaron.

Los testigos del hecho vieron como estos meseros llegaron al límite de su paciencia. Entonces, con una sonrisa ofrecieron un postre, al que las mujeres declinaron irrespetuosamente. El mesero no aguantó más y lanzó el pastel en la cara de una.

Las mujeres indignadas le lanzan una copa de su bebida a la cara de un mesero. Sin embargo, el mesero le corresponde de nuevo con otro trozo de pastel en la cara. Todo frente a la atónita presencia del resto de los comensales y las risas hilarantes de quien grabó el vídeo.

Contrario a lo que se podía pensar, estos meseros no fueron despedidos ni sancionados. El restaurante mostró solidaridad por sus empleados. Esto gracias a testigos que manifestaron que ambos meseros se comportaron de manera digna ante los ataques de las mujeres.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: