Trabajan más de 3000 horas extra para que su compañero pueda cuidar a su hijo con leucemia

0
107

En la vida puede vivirse momentos duros y momentos de felicidad. Por ejemplo cuando un nuevo miembro se une a la familia, son momentos de felicidad y gozo. Por el contrario cuando uno de estos enferma y llega a morir, pues los momentos calamitosos ya están presentes. 

Es por ello que todas las personas siempre deben estar dispuestas a ayudar, independientemente de las circunstancias. Siempre que se pueda tender la mano hay que hacerlo. Pues la vida se encargará de bendecirnos y multiplicarnos en bien.

Momentos difíciles tras diagnóstico de leucemia

Un padre soltero, que tiene aproximadamente 36 años de edad ha pasado por unos de los peores momentos de su vida. Todo paso cuando a su pequeño hijo de 4 años le diagnosticó leucemia. 

Esta enfermedad afecta gravemente a los tejidos que conformas los glóbulos rojos, dejando un espacio a cualquier virus y bacteria oportunista.

La situación empeora cuando el Padre del pequeño niño tiene que cumplir horarios en su trabajo. De esta forma no podrá atender totalmente a su pequeño hijo que está pasando por una difícil etapa.  

Los amigos de Hassen hacen una campaña en apoyo

Cuando recursos humanos se enteró de la situación de Hassen, el departamento decide hablar con sus compañeros de trabajo y llegar a un acuerdo. De que ellos cubrirían el trabajo Hassen mientras este estuviera acompañando a su hijo durante los largos tratamientos.

En respuesta se creó una campaña llamada “Todos te apoyamos Hassen” De tal forma que el equipo de amigos debe cumplir un total de 3000 horas extras para que el padre acompañe a su único hijo.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here