Las bromas no siempre salen bien, las experiencias muestran que muchas veces suelen ser costosas. Así ocurrió con un hombre dedicado a ser un humorista, y en esta ocasión la burla fue hacia él. Aunque se convirtió en el “hazme reír”, su broma le costó una dolorosa mordedura.

Pequeña pero cautelosa

La tortuga mordedora es considerada como un reptil que es pequeño pero muy buenas cazadoras. Su horario de caza es nocturno, y siempre están listas para armar una defensa. Aunque su tamaño es de 50 a 60 centímetros de largo, son realmente las más grandes que se hallan en el sur de Ecuador y Canadá. No representan un peligro, pero su reacción cuando se sienten amenazadas, es violenta.

Es Massachusetts de Estados Unidos, un hombre quiso pasarse de bromista como está acostumbrado a hacerlo. Tomó a este reptil en sus manos e iba dando un informe acerca de cómo son ellas en su hábitat. Luego de hacer reír un rato a todos, se sintió con la libertad de besar a la tortuga mordedora. No obstante, la tortuga no aceptó su amistad y sintiéndose amenazada lo atacó. 

Honor a su nombre

En el video se ve claramente como el protagonista observa a la tortuga y la va elevando hacia su rostro. Al intentar besarla, inmediatamente ella clavó sus dientes entre los labios y la nariz del hombre. Esa grabación ahora es usada en su contra y su reputación como bromista se ha extendido. Por consiguiente, la tortuga mordedora también dio honor a su nombre agrediendo al humorista.

Desde ese entonces, el joven comprendió que ellas pueden ser muy lentas al caminar pero son muy rápidas para defenderse. Por lo tanto, su dolor en el rostro le indica que nunca más volverá a provocar a este hermoso reptil. Observa el video:

¿Qué te ha parecido el vídeo? ¡Comparte si te ha gustado!

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: