No hay nada que una madre no haría por sus hijos. Esta frase adquiere mayor validez ante situaciones como las que se presenta a continuación. Una mujer en Estados Unidos queda embarazada a sus 61 años. ¿Por qué es una muestra del amor de madre?

Problemas de fertilidad

A causa de los problemas de esterilidad de su hija, una mujer de la tercera edad acude en su ayuda. En una entrevista televisiva, una mujer y su madre revelan la mayor historia de amor vista en televisión.

Esta mujer comienza relatando cómo tuvo que luchar contra los efectos de su infertilidad. Aunque su marido y ella anhelaban formar una familia, su cuerpo se rebelaba contra esta idea. Después de cancelar las medidas anticonceptivas, se hizo patente que existía un problema para concebir.

La pareja intentó vez tras vez tener un bebé. Acudieron a diversos métodos como los tratamientos naturales, acupuntura, e incluso yoga. Sin embargo, luego de acudir a un especialista en fertilidad, el resultado fue que era imposible concebir un bebé.

El camino hacia tener un bebé fue muy tortuoso, con aborto de unos gemelos durante el proceso. Además, pérdida de dinero en tratamientos in vitro de fertilidad o bebés que una vez nacidos morían. Después de todas estas experiencias parecía que se agotaban las soluciones. Pero había una posibilidad: una ayuda extra.

Una luz al final del túnel

A este punto es cuando entra a escena esta mujer de 61 años de edad. Después de haber atravesado la menopausia, parecía increíble que esta madre podría ayudar a su hija. Así es, esta madre dispuso su vientre para dar vida a su nieto.

Ella describe que las sensaciones son indescriptibles. Saber que su nieto estaba en su vientre fue maravilloso. Aunque los doctores les hablaron sobre los riesgos de este procedimiento, ambas tenían la confianza de que tendrían éxito.  Y fue así, ahora ambas disfrutan del pequeño Finn y una conexión inolvidable.

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

Quizás te interese: